Interescolar mayo
May 9, 2019
Día del Deporte
May 13, 2019

En la XII versión del Seminario Dejando Huella, organizado por el Centro de Padres, el abogado Álvaro Ferrer, la filósofa Carolina Dell`Oro y Cristián Zegers, también abogado y protagonista de una larga trayectoria en el mundo del periodismo, fueron los encargados de hablar del rol de la mujer. Con claridad y profunda convicción abordaron su papel en la sociedad, en la familia y en el trabajo, respectivamente, destacando en todos esos ámbitos su aporte tan particular. 

Álvaro Ferrer, habló de la igualdad esencial y en dignidad que hay entre hombre y mujer y de la diferencia en lo accidental que hay entre ambos. Esto hace que haya una responsabilidad única de ella en la sociedad por el solo hecho de serlo.

“Lo femenino se mueve en la línea de la entrega generosa y silenciosa de cara a Dios”, concluyó el profesional.

Carolina Dell Oro, habló de un mundo que vive profundos cambios en sus bases, pero llamó a mantener la esperanza, pues el “río vuelve a su cause” y el sentido común y de la propia naturaleza, seguramente van a imperar.

Señaló que hoy los daños son grandes, hay una ecología que está alterada, pero no es aquella que se refiere a la falta de agua o exceso de contaminación, sino al daño producido al hábitat más esencial para el desarrollo del hombre, que es la familia. Este sí que es un real daño para la sustentabilidad humana.

Hizo un llamado a hablar de familia y a rescatarla, pues es ahí donde se desarrollan las habilidades que se han transformado en el gran activo del futuro como son la colaboración, la vinculación y la creatividad… La familia entonces aparece nuevamente como un imperativo social fundamental.

Llamó a las mujeres a entregar su ser femenino que acoge, que sabe, que experimenta, que es capaz de ver más allá de lo que se hace sino el cómo se hace y que sabe que el amor engrandece!

Finalmente, explicó la complementariedad y mutua necesidad que tiene el hombre de la mujer y viceversa. Tanto el padre como la madre tiene un rol dentro de la familia y la sociedad. El apoyo entre ambos es fundamental. Comparado a una orquesta, es pensar cómo los instrumentos por sí solos o las voces por sí solas no producen el mismo efecto a si se oyen en conjunto. La colaboración mutua es esencial. “Hombre y mujer unidos llegan a la mejor expresión”.

Hablar de familia es hablar de progreso y futuro, entonces el mundo necesita de hombres y mujeres que constituyan familia.

Por su parte, Cristián Zegers, habló de la integración de la mujer al trabajo, catalogando este paso como una verdadera revolución silenciosa. Hoy ella conquista este espacio con importantes logros en flexibilidad y conciliación familia trabajo. Beneficios impensados hace un tiempo atrás, como trabajos de media jornada, tardes libres, cumplimiento de tareas a distancia gracias a la tecnología, hoy son una realidad. Esto aún está en plena gestación y todavía falta mucho por hacer, pero ya se ven los frutos, no solo para la misma mujeres, sino que también para las propias empresas que ven un aumento de productividad, una lealtad incondicional, menor rotación y una inyección de humanidad a la fría función de producir.

Finalmente nuestra directora María José Munita, cerró el seminario con su testimonio como esposa, mamá y profesional cumpliendo un trabajo fuera de su hogar. Además, habló sobre cómo ve a las alumnas del CLA en 50 años más diciendo que sueña con mujeres que se saben amadas por Dios y, por tanto, muy valiosas, capaces de agradecer los dones recibidos poniéndoles al servicio de los demás.