El rol de los padres en Volando en V

Charla programa Volando en V para apoderados y profesoras
April 24, 2018
Día del deporte
May 2, 2018

El rol de los padres en Volando en V

Este año el colegio ha puesto entre sus grandes objetivos trabajar por una positiva convivencia escolar. Es por esta razón que se está implementando el programa Volando en V, creado por Andrea Henríquez, quien a raíz de su propia experiencia de bullying, busca potenciar el liderazgo y ejemplo de los mismos estudiantes para evitar casos de maltrato.

Para involucrar a todos los apoderados en esta gran tarea, el miércoles 25 de abril Andrea, junto a sus padres, Óscar y Carmen, dieron un impresionante testimonio y hablaron de las distintas herramientas para actuar y ayudar a nuestras hijas en caso que sean víctimas, agresoras o espectadoras de una situación de maltrato.

¿Cómo ayudar a la víctima?

Es muy importante que la víctima cuente lo que le está pasando. “No se lo merece y nunca puede creer que lo que le está pasando es por culpa de ella, cualquiera que sean las circunstancias”.

– La comunicación en la casa: Comer en familia es darle a los niños una buena instancia para que cuenten lo que les pasa.

– Asumir el rol de papás: Es fácil tomar la posición más cómoda, bajarle el perfil y sentir que el problema se va a pasar solo. Pero esta postura no colabora en nada, es importante asumir lo que está pasando e involucrarse.

– Evitar el odio y perdonar: El odio envenena, estanca y amarga la vida. Distinto al sufrimiento que por el contrario hace crecer y deja lecciones. Como papás hay que fomentar el perdón todas las veces que sea necesario y como padres también ser coherentes y perdonar.

– No victimizar y superar: Nunca hay que victimizar, la víctima es desvalida. Por el contario, el camino es fortalecerlos.

¿Cómo ayudar al agresor?
– Nuestro hijo agresor:
Nuevamente asumir el rol de padres y en caso de tener un hijo agresor saber aceptarlo, abrir los ojos y estar atentos. Los agresores no son monstruos. Nadie es feliz molestando a otro. Siempre en el agresor pasa algo, ya sea simple o más complejo que es importante descubrir.

– Parar la acciones: Muchas veces las cuesta parar las acciones de maltrato porque no saben cómo hacerlo, es importante estar atentos y ayudarlas a encontrar la salida y una solución. A diferencia de lo que se piensa, los adolescentes sí oyen a sus padres.

– Pedir perdón: Es una gran manera de reparar el error.

 

¿Cómo ayudar el espectador?
– Parar:
Los espectadores tienen la responsabilidad de no “seguir el juego”. Su labor puede ser muy concreta como acompañar a la agredida, con un saludo, un gesto o una simple invitación el día viernes.

– Denunciar: Entendiendo que eso no es ser acusetes.

– Defender: Es natural que el espectador no quiera involucrase, cuesta, pero hacer lo correcto siempre las fortalece.

Nadie puede reemplazar a los papás en esta responsabilidad. Todos somos papás de alguna hija que puede estar en alguno de estos tres roles. ¡Atentos! Es una responsabilidad que no se puede delegar al colegio, está en nuestras manos evitarlas y trabajar por solucionarlas.

Los papás también pueden Volar en V, pues son quienes más pueden influir en sus hijas. ¡Los invitamos a sumarse a este vuelo!

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *